Across the universe

Across the universe

viernes, 5 de octubre de 2012

Amour

Lo echo de menos. Desde más o menos los 6 años únicamente han existido dos periodos en los cuáles no lo he sentido. La primera vez me jodió exageradamente porque no tenía esa ilusión que uno siente en su interior. La segunda vez aún dura, lleva durando año y 2 meses. Sólo deseo que vuelva a llegar, que vuelva a experimentarlo porque, aunque parezca una tontería, no puedo vivir sin aquello por lo que cantaban los Beates, por lo que vivían los hippies, por lo que se manifestaban en los 70, por ese sentimiento que realmente nos mantiene vivos.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Me descojono!

Las dos son rubias, la mejor amiga de cada una es gorda y fea, salen con unas marcelas porque se han quedado sin amigas y en ambos grupos hay un maricón, además sus ex novios son mejores amigos jajajajajajaja

lunes, 10 de septiembre de 2012

I don´t like it

De las peores cosas de irte a estudiar fuera sin duda es dejar a tus amigos atrás... Siempre recordarás aquellos "¡Eh, y hablamos todos los días!" o esos "Te voy a echar mucho de menos, te prometo que iré a verte" también los míticos "No te preocupes, nada va a cambiar, todo seguirá igual" y demás frases tan bonitas como utópicas. NO. Eso no es así pues la distancia al final acaba con todo rastro de relación ya sea por indiferencia o por enfados sin sentido que te joden las cosas. A mí me está pasando pero es la vida, ¿no? A la vez que vas perdiendo amigos vas ganando otros, vas restando y sumando. Eso sí, al ser grandes amigos desde hace tiempo duele mucho perderlos. Hubiera dado un brazo por personas que ahora han desaparecido y me han decepcionado... ¿o yo a ellos? Realmente no lo se.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Unlucky

Que jodida envidia me dan las personas a las que le sale todo fácilmente o se lo dan todo hecho...

jueves, 6 de septiembre de 2012

Irritación de escroto

Estoy hasta las pelotas de que me recriminen que este año solo he aprobado una. Cada vez que se puede se me suelta una pullita con el correspondiente jodido y cabreante sarcasmo. Estoy hasta los cojones. Se cree que yo he llegado a Sevilla y he estado todo el año ahí de puta madre, felicísimo, saliendo a todas horas, faltando a clase, gastando dinero... ¡Pues no ostias, no! Esto no ha sido así porque sí, porque a mí me haya salido de los huevos hacer las cosas mal. Yo la cagué, me equivoqué, desde el primer momento eligiendo Sevilla por culpa de las preferencias de una mujer, y desde el segundo eligiendo filología inglesa, por culpa mía, sí, pero también empujado por los gustos de otra en vez de quizás haber elegido lo que me diese a mi la  puta gana. El tema, que yo creo que se creen que yo no tengo remordimientos por nada y ni muchísimo menos, ¡ni de coña! De hecho llevo todo el año amargado por eso, por esos jodidos remordimientos que me reconcomen por haberlo hecho tan sumamente mal y, aunque lo haya dicho 500 veces, parece que se la pela. En fin que hoy estoy cansado de huevos tanto por eso como porque me toca irme a Segovia a estudiar este año ya que "El Jefe de Arriba" no ha accedido a ayudarme tampoco esta vez... Seré demoníaco o 666 o alguna historia y por eso no se me quiere ayudar. Una vez más y creo que como el 90% de las veces que escribo aquí, utilizo esto para desahogarme un poco porque la verdad es que para mí es necesario muy a menudo.

domingo, 19 de agosto de 2012

Conil siempre.

No fue como uno se esperaba que fuese, no hubo ese sentimiento que siempre existía... Pero da exactamente igual porque, como de todo, al final uno solo recuerda los grandes momentos y, en este caso, no va a ser diferente.

miércoles, 9 de mayo de 2012

-Ole-

Toda la vida lo has estado escuchando y viviéndolo en casa.
Mi padre es escritor, poeta, aunque también novelista alguna que otra vez. Cuando eres pequeño no te gusta porque muchísimas veces tus padres se iban a actos en Madrid, Soria, Sevilla, Bruselas, Amsterdam, Ginebra... (estos son algunos de los pocos sitios que recuerdo jajaja). Cuando tu padre aparece en casa con un nuevo premio o llega el primer ejemplar de su nuevo libro recién publicado en importantes editoriales como Tusquets, tú lo ves como algo completamente normal. Eso ya pasó.
Hace unas 2 semanas mi padre estuvo en un acto en Huelva y al subir me recogió en Sevilla para ir a casa. Estuvimos todo el viaje hablando y me estuvo contando todo lo que hicieron y cosas curiosas y a la vez graciosas. Me gustó el viaje. Una vez en Plasencia, a los 3 o 4 días, llamó el editor de su nuevo libro (su antología poética), Javier Sánchez Menéndez. Yo cogí el teléfono y me hizo "ilusión" hablar con él.
Ahora con este nuevo libro es cuando uno se da cuenta de la suerte que tiene al tener un padre así, uno se siente orgulloso.